LA  GARNACHA DE LOS  BUFONES

Cinco bufones aparecen en el escenario, donde evolucionarán en esa primera escena inicial y que sirve de presentación tanto de los personajes como del tono general del espectáculo. A partir de ahí se irán sucediendo los distintos entremeses enlazados con escenas, o no, pero siempre en una metateatralidad alegre y festiva (no exenta de drama), donde la acción, el ritmo y la sorpresa serán los elementos indispensables para mantener la atención del espectador, al que trasladarán al mágico mundo del teatro del Siglo de Oro a través de sus propias vivencias y los textos y acciones de los cuatro entremeses.

Bôb, Resa, Calderona, Ciengo y Yoyo serán los bufones que emergerán del escenario y formarán parte de él, dialogando entre ellos y con el público, accionando con sus particulares estilos y mostrando sus habilidades y sus carencias. Presentes en la escena de la humanidad a lo largo de toda la historia, serán el soporte interpretativo de los roles y juegos contenidos en los textos de los entremeses representados en ese magnífico contenedor de emociones que es el teatro.

EL BORRACHO. Luis Quiñones de Benavente.

Un pícaro y un galán tratan de robar a una vieja barbera, muy desagradable y codiciosa. El primero quiere quitarle la bolsa y el segundo enamorar a la hija. Para ello, van a al barbería de la vieja. Ésta, que es muy amiga de romances y cuentos, se queda embobada con un “caso que le sucedió en un cerco” al pícaro, momento que aprovecha para quitarle la bolsa. Éste se finge borracho y, en un momento en que la vieja va a buscar un hombre para que les ayude a llevarlo, se escapan los tres. Al final se encuentran con la vieja, aceptando ésta la lección moral.

EL SUEÑO DEL PERRO. Luis Quiñones de Benavente.

Una familia de estafadores hacen creer a un “primo” la manera de convertirse en perro para que, al encontrarse con su amante, el marido no pueda reconocerlo. Y lo hacen de forma que él pase por la experiencia, dando más veracidad a lo que le han contado, y robarle así una gran cadena de oro. Posteriormente, el “primo” va a encontrarse con su amada, ya que ha visto salir al marido de ésta de su casa. confiado en el hechizo. La vuelta repentina del marido hará que a su mujer con el supuesto “perro”.

LAS ACEITUNAS. Lope de Rueda.

Después de una dura jornada de trabajo y de plantar un renuevo de olivos, un matrimonio discute acerca del precio a que se han de vender la aceitunas, que dentro de seis o siete años los olivos produzcan. Y todos los golpes de la discusión los sufre quien menos culpa tiene: la hija. La intervención de un vecino hará que la trifulca no pase a mayores.

LA GENEROSA PALIZA. Lope de Rueda

Dalagón, señor de una casa, le pega a uno de los criados acusándole de haberse comido una orza de berenjenas que había dejado encima del escritorio. Éste, para evitar los golpes, inculpará a los demás criados. Cuando todos han “cobrado”, el más joven le indica al señor que se los di y que él mismo los guardó dentro del escritorio. Los criados arrementen contra el señor en una acción que irá evolucionando hacia una danza para dar lugar a la finalización del espectáculo.

Reparto

GEMA BAOS
COVADONGA CALDERON
MANUEL CHAVES
ANTONIO LEON
VICENTE NOVE

Equipo técnico

DIRECCION :JAVIER MAÑON
ESCENOGRAFÍA: JAVIER RUIZ DE ALEGRIA
ILUMINACIÓN: JACINTO DIAZ
VESTUARIO: SUSANA MORENO
SONIDO: ERNESTO LEON
VERSIONES DE ENTREMESES: ERNESTO DE
DIEGO/ NORTAN PALACIO
TEXTOS ESCENAS: JAVIER MAÑON

Equipo dirección

PRODUCCIÓN: CORRALES DE COMEDIAS TEATRO
PRODUCTOR EJECUTIVO: FELIPE KABTUL
SECRETARIAS DE PRODUCIÓN: ESPERANZA ORDOÑEZ / MARTA ARROYO
PRENSA Y COMUNICACIÓN: MARIA FONTCUBERTA
GRABACIÓN VIDEO: I-TEK